You are here

Excursión a los Charcos de Quesa con niños

Los Charcos de Quesa es un paraje natural de 4 piscinas naturales formados por el Río Grande en el interior de Valencia. Es un paraje rodeado de montaña, a 7 kilómetros de la localidad de Quesa, ideal para una excursión con niños.

Nosotros fuimos en primavera, un día en que apenas había gente y pudimos disfrutar del paraje con mucha tranquilidad. Teníamos en mente hacer una pequeña ruta de senderismo, pero al final nos conformamos con explorar la zona de los charcos y bañar los pies en el agua (fría). Si queréis hacer una ruta, te recomendamos el post del Consejero Viajero.

Visitar los charcos de Quesa


Cómo llegar a los charcos de Quesa

Se puede llegar con en coche hasta el Área Recreativa de los Charcos de Quesa por una carretera estrecha y con muchas curvas pero que está en buenas condiciones. Desde la localidad de Quesa está indicado el camino que son unos 7 kilómetros. En el área recreativa se puede dejar el coche. Desde Valencia se tarde más o menos 1h15m en llegar.

Los Charcos de Quesa con niños

Vale la pena mencionar que en temporada alta el parking es de pago (2€ por vehículo y 1€ por persona). El área en si no es muy amplio (ni muy bonito en mi opinión, porque es antes de llegar a los charcos), pero hay algunas mesas de picnic y una zona con paelleros.

Explorar los Charcos de Quesa

Después de dejar el coche, enseguida llegas al primer charco formado por el Río Grande: el Charco de las Fuentes. Este el el charco más grande que además tiene un montón de peces.

Charco de la fuente en Quesa

Charco de la fuente

Bordeando el charco y pasando por una pasarela de madera llegamos al segundo charco que está un poco más hacía arriba: el charco de la Cacerola.

Charcos de Quesa con niños

Aquí nuestros hijos disfrutaron un montón de tirar sus “barcos” de palos en las pequeñas cascadas para ver cómo acababan en los charcos.

Conforme vayas subiendo tienes unas vistas muy chulas de todos los charcos que va formando el río, así que no te olvides de parar y mirar de vez en cuando.
Visitar los charcos de Quesa con niños

Subiendo un poco más, llegas al Charco del Chorro, ¡una sorpresa muy chula ya que tiene una cascada! Los niños se bañaron (los pies) en este charco, ya que el acceso al agua es muy fácil desde la playita de piedras.

Charco del chorro

En todos los charcos se permite el baño, pero este es el charco más espectacular.

Quesa cascadaCharcos de Quesa con niños

Si quieres ver la cascada por detrás, puedes seguir el pequeño caminito que hay a su derecha.

Charcos de quesa cascada

Después del baño, bajamos otra vez para comernos un arrocito que habíamos llevado en unas de las mesas de picnic.

Qué llevarse?

Los charcos están a 7 kilómetros de Quesa, vale la pena llevarse comida y agua, además de bañadores, crema de sol, gorras, toallas y escarpines si os queréis bañar.

Qué más se puede hacer?

Muy cerca de Quesa está la ruta de los Chorradores en Navarres, el Gorgo de la Escalera en Anna y el paraje natural de Estubeny.

Sobre el autor

Menudos viajeros's picture

Menudos viajeros

Opiniones

Déjanos tu opinión