You are here

Molló Parc con niños

El Molló Parc es un parque de animales un poco diferente a más o menos dos horas en coche de Barcelona. En él no encuentras los típicos animales de un zoológico, si no animales de la zona como osos, marmotas, ciervos...¡y mucho más! Es un parque muy divertido para niños, pequeños y más mayores. Visitamos el parque en junio con nuestros hijos Daila (3,5 años) y Batiste (1 año).

Visitar parque de animales pirineos

La visita dura unas 2 a 3 horas. Es un recorrido muy ameno en que paseamos por bosque y prados donde podemos ver a los animales un su propia hábitat y así acercarnos mucho a ellos. Como el terreno no es llano, es recomendable llevar a los niños pequeños en mochila porta-bebé o algo similar. Con carro es difícil atravesar el parque.

La visita empieza por una mini granja donde los niños pueden entrar a tocar y dar de comer a las cabras. Batiste no dudó en perseguir varias cabras y subirse a los árboles con ellos.

visitar Mollo Parc con niños

Mollo Parc y las cabras

Dejando las cabras atrás y siguiendo el camino, encontrarás los osos y un poco más adelantas, las marmotas. Daila y Batiste pudieron entrar en el hábitat de las marmotas para darles de comer. Una experiencia divertida que a la vez les daba un poco de miedo, ya que las marmotas tenían mucha habilidad para robarles la comida de las manos.

Los osos en el Molló Parc

Dar de comer a las marmotas en el Molló Parc

A mitad camino hay una zona de descanso con merenderos, un parque infantil, baños y un río con agua fresca (para no decir helada!). A nuestros peques les encantó tirar piedras al río y bañarse los pies (y a nosotros también).

Zona de descanso Molló Parc

Después de la zona del descanso hay la oportunidad de ver más animales como los lobos y los linces. La visita acaba otra vez en la mini-granja. Hora de decir adiós a las cabras y demás animales. ¡Hasta la próxima!

Visitar Molló Parc Ripollés

Sobre el autor

Menudos viajeros's picture

Menudos viajeros

Somos Menudos Viajeros! Una familia con un papá español y una mamá holandesa y dos niños (6 y 4 años) dispuestos a comerse el mundo.

Opiniones

Déjanos tu opinión