You are here

Visita al estadio Santiago Bernabéu con niños

A Marta del blog Mamás, Peques y Súper Planes no le apasiona el fútbol. Para nada. Pero como el abuelo de sus retoños es muy futbolero, no se escapa de hacer una visita al Santiago Bernabéu, el estadio del Real Madrid. Eso sí, todos juntos: Marta, Manu (papá Culé), Lucía (6 años), Jorge (4 años) y el abuelo (Madridista). Marta nos cuenta qué tal la visita. 

Visitar el Estadio del Real Madrid con niños

Empezamos el tour en las taquillas centrales, (taquilla 10 junto a la puerta 7) donde compramos las entradas de acceso y donde Manu ya empezó a temblar por tener que pagar dinero para entrar en el estadio del “enemigo”. Mientras, los niños y el abuelo se iban acercando a la entrada dando saltitos de alegría agarrados de la mano. Lucía iba a ver a su adorado Casillas, el abuelo a conocer un poco mejor la historia de su equipo y Jorge…. Creo que no tenía muy claro a dónde iba, pero iba encantado.

Conocimos la historia del Real Madrid, desde su fundación en 1902, hasta ahora a nuestro ritmo y sin prisas, mirando una a una, las vitrinas compuestas por más de 250 objetos y trofeos

Estadio Real Madrid con niños

Pero no todos sus tesoros se limitan a objetos físicos, como no podía ser de otra manera, al museo del Real Madrid también ha llegado la tecnología con su Sala Interactiva, bautizada como “Mejor Club de la Historia”. Los niños y no tan niños pudieron disfrutar de toda una experiencia audiovisual con atracciones como el panel interactivo “multitouch” que tiene más de 1000 documentos gráficos de grandes momentos de la memoria madridista. 

Santiago Bernabéu 

Tras la parte “cultural” llegamos a lo que más nos gustó, sobre todo a los niños, como dice Lucia…  “al meollo de la cuestión”, el recorrido por las instalaciones más chulas del campo.

Comenzamos por un recorrido a pie del campo, bordeando el estadio de Oeste a Este, experimentando la visión que tienen los propios jugadores cuando saltan al campo; paseando por la zona presidencial y la reservada a directivos, invitados y autoridades.

Campo Real Madrid

Estuvimos en la zona técnica y en el banquillo con asientos de lujo. Teníais que ver la cara de los niños, sentados en el sitio donde lo hacen el mismísimo Cristiano, Xavi Alonso o Iker Casillas, esto, a pesar del padre, mereció una foto.

Visitar Santiago Bernabéu con niños

Por el túnel de vestuario llegamos a un vestuario de ensueño, que todo jugador sueña con tener… duchas, taquillas, mesas de masaje y hasta un jacuzzi. 

Después visitamos la sala de prensa, donde aprovechamos para hacer nuestra propia rueda de prensa imaginaria en la que Jorge era Casillas y Lucía Sara Carbonero.

Sala de Prensa del Real Madrid

La visita termina, para desgracia de los padres, en la tienda oficial del club. No caer en la tentación es difícil, y decir "no" a los niños también. 

En resumidas cuentas, y eso que lo está diciendo una mamá no futbolera, el tour por el Santiago Bernabéu, es un plan ideal para familias, abierto todos los días del año, salvo el 25 de Diciembre y 1 de Enero,  que ofrece a todos los amantes (y no tan amantes) del fútbol un recorrido por la historia del equipo con las puertas abiertas a simpatizantes y contrincantes. 

Menudos Consejos

  • Antes de ir mira si hay partido, esos días cierran antes de su horario habitual. Podéis consultarlo por internet en la propia página del club o en los teléfonos 902301709 o 913984370.
  • Las entradas se pueden comprar por Internet o directamente en el estadio. Os recomendaría que lo hicierais vía online.
  • En muchas de las salas del club se da la opción de hacerte la foto oficial con la réplica de la copa de Europa o con tu jugador favorito, luego te la enseñan en la salida y por un “módico” precio (desde 15€) te la podrás llevar a casa. Id desde casa con la opción elegida bien interiorizada, os salvará de más de un berrinche innecesario. 

 

Sobre el autor

Menudos viajeros's picture

Menudos viajeros

Somos Menudos Viajeros! Una familia con un papá español y una mamá holandesa y dos niños (6 y 4 años) dispuestos a comerse el mundo.

Opiniones

Déjanos tu opinión