You are here

Hotel Barceló Cabo de Gata con niños

Barceló Hotelsnos invitó a pasar un fin de semana en el hotel Barceló Cabo de Gata. No dudamos en coger el coche con nuestros Menudos Viajeros: Batiste de 4 meses y Daila de (casi) 3 años. Cargados de ilusión, bañadores, pañales, cubo y pala fuimos rumbo al sur. Después de 5 horas cantando, durmiendo, comiendo galletas y de escuchar el mismo cd 10 veces llegamos justo a la hora de la comida. Y no somos la única familia que va a pasar el fin de semana: el hall está lleno de niños.

Recepción Barceló Cabo de Gata

Nos espera una habitación muy amplia con una cama tan grande que cabe toda la familia. Como pequeño detalle de bienvenida encontramos unas galletas y un bote con chuches para endulzar nuestras vacaciones. Así es fácil que los niños empiecen las vacaciones con buen pie. La habitación tiene balcón con vistas preciosas al mar. Si nos asomamos al otro lado, vemos la zona de piscinas y jardines del hotel. Dan ganas de dar un chapuzón. Pero primero.....¡a comer!

Zona piscinas Barceló Cabo de Gata

Ponerse la botas ;-)
Desayunar, comer y cenar en el buffet “Mare Nostrum” del hotel Cabo de Gata da gusto. Hay una gran variedad de platos, que cada día cambian.

Además, siempre hay un cocinero que te puede preparar un plato al momento: por la mañana crepes y huevos, a mediodía y por la noche pescado o carne. Los postres son para chuparse los dedos: helado, tarta, bollería, fruta en almibar y fruta fresca. 

Postres Buffet Barceló Cabo de Gata

También piensan en los más pequeños. Hay platos que cualquier niño se comería, como pasta, fish fingers, pollo...y en la terraza hay hasta un puesto de perritos calientes. De hecho, Daila no paró de preguntar por el hombre que hacía “el pan de los pequeños guau guaus”.

Divertirse en el hotel
El hotel tiene un gran jardín con palmeras, 3 piscinas grandes, zonas de sombra, hamacas para tumbarse y una pequeña piscinita redonda donde los más pequeños pueden chapotear. Dos de las piscinas tienen una suave rampa para poder entrar andando. En estas piscinas estaban la mayoría de las familias, ya que los peques pueden entrar sin problemas. Daila pasó horas en el agua, haciendo amigos y jugando con nosotros.

Barceló Cabo de Gata piscinas

El equipo de animación nos sorprendió con una mini-disco en el agua. Pequeños y mayores bailamos el chuchuwa, el veo veo y hicimos el tren en el agua. De hecho, durante todo el verano, el equipo de animación organiza juegos para toda la familia, tanto en el Mini-Club como fuera: hacen un día pirata, pintan caras, organizan una mini-disco, van en búsqueda de un tesoro, juegan al waterpolo y al padel..... Lo hacen con tanto entusiasmo que es casi imposible no participar.

Equipo Animación Barceló Cabo de Gata

También podéis pasar un día en la playa. Justo en frente del hotel hay una playa de piedras finas y agua clara. Al ser una playa de piedras es aconsejable llevar chanclas. Es fácil llegar con carro de bebé, ya que hay rampas para acceder a la playa. Daila jugó tirando piedras al agua y se bañó con su papá.

Playa Barceló Cabo de Gata

playa con papa

Explorar
Estuvimos tan a gusto que llegó el domingo y aún no habíamos salido del hotel. ¡Y eso que somos bastante exploradores! Decidimos ver el faro de Cabo de Gata y pasar la tarde en San José, un agradable pueblo de casas blancas. Hay muchas más cosas que se pueden hacer, como ir al desierto de Tabernas y visitar mini Hollywood, explorar las playas de Monsul y Genoveses, visitar el Parque Natural y ver flamencos...Tenemos motivos para volver.

Parque Natutral Cabo de Gata Nijar

Faro Cabo de Gata

Para toda la familia
Nos hemos enamorado del Hotel Barceló Cabo de Gata. Realmente es un lugar ideal para unas vacaciones en familia. Las instalaciones y servicios son impresionantes (hasta el Spa tiene un horario familiar), todo el personal es muy amable y paciente con los niños, hay un equipo de animación profesional durante la temporada de verano y el entorno es espectacular.

Jardin Barceló Cabo de Gata

Para hacer la estancia más cómoda hay tronas en el restaurante y una cuna si la necesitáis para la habitación. También hay servicio de niñera bajo petición. Y lo mejor: al haber más familias, los niños enseguida hacen nuevos amiguitos. Da gusto ver a Daila acercarse a otro niño y oírla preguntar: ¿Quieres jugar? Acto seguido corren juntos por las terrazas, saltan, bailan y comparten juguetes. Normal que no se quería ir a casa. Eso son vacaciones....

Si te apetece hacer una reserva, puedes hacerlo através de este enlace que te lleva a Booking.

¡Felices vacaciones!

Sobre el autor

Menudos viajeros's picture

Menudos viajeros

Opiniones

Déjanos tu opinión